Derecho tecnológico o informático: definición, ejemplos y tecnologías

El derecho tecnológico, pudiendo hacer referencia al derecho informático o al uso de nuevas tecnologías en la gestión legal, es un tema cada vez más relevante tanto para las firmas de abogados como para las empresas de cualquier tipo con presencia online. De aquí la importancia de conocer las posibles definiciones, las áreas de acción y las herramientas digitales.

Definición de derecho tecnológico o derecho informático

Puede definirse desde dos perspectivas:

  • Derecho tecnológico como rama jurídica
  • Derecho tecnológico basado en la digitalización
  1. Derecho tecnológico como rama jurídica

Como rama jurídica, el derecho tecnológico (o derecho de la informática) hace referencia al conjunto de normas legales que se han estado desarrollando y aplicando para regular todo lo relacionado con las tecnologías de la información y la comunicación.

Así, este derecho se ha consolidado como una nueva especialidad jurídica, que era inexistente hasta la aparición del internet y que ha venido tomando cada vez más relevancia gracias al auge de todo el ecosistema digital que vemos hoy en día:

  • Datos personales online.
  • Redes sociales.
  • Comercio electrónico.
  • Contratos inteligentes.
  • Patentes informáticas.
  • Cibercrimen, etc.

En este contexto vemos que, por ejemplo, el equipo de abogados de Facebook es considerado como el “Departamento Legal Más Innovador” de todo el mundo según el reporte Top 100 Law Firms – 2019 de Leaders League.

  1. Derecho tecnológico basado en la digitalización

Por otro lado, una segunda perspectiva del derecho tecnológico tiene que ver con el uso de las tecnologías digitales dentro del ecosistema legal, indistintamente de la especialidad jurídica. Esto con el objetivo de aportar agilidad y precisión en las labores legales gracias a la digitalización de los procesos.

En este punto, el derecho tecnológico no tiene que ver con las regulaciones, sino que consiste en usar herramientas digitales para:

  1. Facilitar la labor de todos los participantes del sector legal (abogados, jueces, fiscales, etc.). Por ejemplo, a través de los software de productividad en las firmas de abogados.
  2. Intermediar en cualquier transacción o dinámica sujeta a regulación jurídica. Por ejemplo, el comercio electrónico.

Dentro de esta perspectiva del derecho tecnológico encontramos lo que se denomina como legal tech.

New Call-to-action

Ejemplos de derecho informático: casos reales

Algunos ejemplos de las especialidades del derecho informático son:

  • Protección de datos personales: la protección de datos personales es uno de los campos que más ha estado en boga en los últimos años. Su popularización comenzó con el caso de Snowden sobre la televigilancia masiva por parte del gobierno de EE.UU., y se afianzó con el caso de Facebook y Cambridge Analytica sobre la explotación comercial de los datos personales de millones de usuarios sin su consentimiento.
  • Cibercrimen: el cibercrimen es un área fundamental del derecho tecnológico cada vez más importante para las empresas. No se trata solo de implementar herramientas de ciberseguridad en las organizaciones, sino de conocer las distintas maneras de cómo del derecho ayuda a proteger los bienes físicos y digitales (hardware, bases de datos, cuentas bancarias, propiedad intelectual, etc.). Un ejemplo de ello es el caso de LinkedIn, red social que fue hackeada y de la cual se sustrajeron las contraseñas de más de 100 millones de usuarios. 

Nuevas tecnologías del derecho tecnológico

Ya vimos algunos ejemplos del derecho informático, pero en cuanto al derecho tecnológico basado en herramientas se refiere, es necesario aclarar que este no consiste en el simple uso del correo electrónico o de páginas web.

El derecho tecnológico va mucho más allá, y se relaciona con las tecnologías más avanzadas en el mercado y que son aplicables al sector legal. Tal como es el caso de las herramientas para el análisis big data, los sistemas de machine learning o los software especialmente diseñados para aumentar la productividad y la rentabilidad de las firmas de abogados.

En este último caso, podemos mencionar dos herramientas digitales para el derecho tecnológico: TimeBillingX y CaseTracking.

  • TimeBillingX es un sistema online que automatiza los procesos de facturación electrónica, gestión de cobros y registro de horas laboradas por cada abogado. Así como también cuenta con un módulo de business intelligence para el análisis del rendimiento de la firma.
  • CaseTracking es un software que se conecta directamente con las plataformas del Poder Judicial de México, Chile, Perú, Colombia y Ecuador, según de donde sea la firma de abogados que lo implemente. De esta manera, a través del sistema los abogados pueden hacer un seguimiento automatizado de todas sus causas judiciales.

Desde cualquier perspectiva en que se analice, el derecho tecnológico es un salto evolutivo del sector legal. Por este motivo, es necesario que las firmas de abogados y todos los demás players jurídicos se adapten a este nuevo ecosistema que combina lo mejor de dos mundos, del tecnológico y del judicial.

New Call-to-action

Descarga la guía sobre la transformación digital en las firmas de abogados

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.