Abogado corporativo: funciones y objetivo de su trabajo

El rol que desempeña el abogado corporativo dentro del ciclo de vida de las empresas es cada vez más relevante. Por lo tanto, con el numeroso aumento en el registro de pymes con alto potencial de crecimiento y escalabilidad, se requiere una mayor participación de letrados especializados en el área empresarial. 

En este contexto, si te interesa desenvolverte en el trabajo de abogado corporativo debes conocer entonces lo que significa ser uno de estos especialistas y cuál es su objetivo dentro de la empresa.

¿Qué es un abogado corporativo?

Un abogado corporativo es un especialista en el asesoramiento jurídico dirigido a empresas de cualquier sector. Es decir, se trata de un letrado encargado de velar por los intereses de la empresa en cada proceso legal que se lleve a cabo con actores dentro y fuera de la misma. Esto considerando riesgos y oportunidades, ya sea en materia de compliance, M&A, antitrust, contratos con clientes y/o proveedores, etc.

Funciones del abogado corporativo

abogado corporativo vacantes

Las funciones del abogado corporativo varían según la naturaleza de la empresa para la cual se desenvuelve, ya que todas las organizaciones tienen necesidades jurídicas diferentes. A pesar de ello, en líneas generales, podemos decir que las principales funciones de un abogado corporativo son:

  • Garantizar que el negocio cumpla con todas las leyes y normas jurídicas del país y las regulaciones de su respectivo sector comercial.
  • Representar a la empresa ante las instituciones judiciales de la administración pública.
  • Asesorar en la constitución, gestión, modificación o disolución de cualquier tipo de sociedad mercantil. Por ejemplo, de aquellas que se originan mediante procesos de M&A.
  • Redactar, revisar y analizar todos los contratos comerciales, ya sea con clientes, proveedores, distribuidores, partners, etc.
  • Emitir informes jurídicos de las distintas áreas de la empresa.
New Call-to-action

¿Cómo ser un abogado corporativo?

abogado corporativo sueldo

Ser un abogado corporativo requiere manejar conocimientos de distintas ramas del derecho. Básicamente, es necesario que este letrado sepa “de todo un poco”, solo así podrá cuidar los intereses de la empresa en todos los terrenos jurídicos donde tenga que actuar.

En este sentido, para cumplir con el trabajo de abogado corporativo el profesional debe cursar estudios de especialización y postgrados en materias legales como las siguientes:

  • Derecho administrativo
  • Derecho penal económico
  • Derecho laboral 
  • Derecho fiscal 
  • Derecho mercantil  
  • Derecho tecnológico

Es importante destacar que los abogados corporativos también deben especializarse en materias relacionadas con el sector donde se desenvuelve la empresa para la que trabajan. Por ejemplo, un abogado corporativo que labora para una empresa farmacéutica debe capacitarse en derecho farmacéutico; si además se trata de una empresa trasnacional, tendría que capacitarse en comercio internacional, derecho aduanero, etc. Lo mismo sucede, por ejemplo, con empresas donde es importante gestionar la propiedad intelectual.

Herramientas para el trabajo del abogado corporativo

abogado corporativo trabajo

Por lo general, para desempeñar el trabajo del abogado corporativo, este profesional debe cumplir con sus jornadas laborales dentro de la empresa. Por lo tanto, es necesario que cuente con las herramientas necesarias para digitalizar aquellos procesos que tendría que realizar por fuera de la misma, como es el caso de cuando debe asistir presencialmente a ciertas instituciones de la administración pública. Con las tecnologías adecuadas, el abogado corporativo no tendrá que desplazarse de un lugar a otro para cumplir con todas sus funciones.

En este contexto, CaseTracking es una de las herramientas ideales para digitalizar el área legal del sector empresarial, ya que le permite al abogado corporativo:

  • Gestionar los procesos judiciales a través de internet.
  • Coordinar el flujo de trabajo con los miembros de la empresa, como cuando se trabaja de la mano con un gerente legal.
  • Mapear los procesos jurídicos de toda la organización para tener un mayor control sobre la gestión legal.
  • Generar reportes personalizados relacionados con clientes, abogados, procesos y gastos.  
  • Generar alarmas y notificaciones sobre el cumplimiento de plazos de diferentes procesos.

De esta forma, gracias a la tecnología los abogados corporativos pueden mejorar su desempeño, aportando un mayor valor a sus funciones dentro de las pymes y las grandes corporaciones, correspondiendo así a las exigencias cada vez mayores del mundo empresarial.

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.