Guía para elaborar un plan de negocios para un despacho jurídico

Elaborar el plan de negocios para un despacho jurídico es uno de los primeros pasos que debe dar el abogado que quiere crear su propia firma. Este documento es esencial a la hora de buscar financiación para el negocio, pero también para que los profesionales tengan más claro qué es lo que deben hacer en cada momento y cuáles son sus objetivos.

¿Qué es un plan de negocios y por qué es tan importante?

Es un documento en el que se recoge todo lo relativo a la iniciativa empresarial, nos dice todo lo que los socios quieren que su negocio llegue a ser. 

Sus objetivos son:

  • Demostrar que el proyecto puede ser viable.
  • Aportar credibilidad al proyecto frente a terceros, de forma que sea un instrumento que ayude a obtener financiación.
  • Controlar las primeras fases de desarrollo de la firma, permitiendo comprobar si las previsiones se van cumpliendo.
  • Detectar nuevas oportunidades de negocio.

Paso a paso y contenido básico del plan de negocios para un despacho jurídico

Características generales del proyecto o resumen ejecutivo

En esta primera fase hay que hacer una descripción de los profesionales que van a formar parte del proyecto: área de especialización, años de experiencia, si tienen o no una cartera previa de clientes, etc.

También se recogen los datos básicos de lo que será la firma: denominación que se le quiere dar, instalaciones, aportaciones económicas de cada socio, perfil del cliente, etc.

Definición del negocio

En esta parte se desarrolla la idea de negocio con más detalle. Especificando los servicios que se van a prestar, los objetivos que se persiguen y las estrategias que se pondrán en marcha para conseguir las metas.

Organización

A través de este paso se detalla la estructura jurídica y orgánica que va a tener el negocio. Las diferentes áreas o departamentos que habrá, las necesidades de personal y las herramientas jurídicas a utilizar.

Estudio de mercado

Es la parte del documento dedicada a hacer un análisis en detalle del público objetivo y sus características, así como de la competencia que ya exista en el sector y los posibles cambios que puedan afectar a la demanda.

New Call-to-action

Estudio técnico

Permite hacer una aproximación a los requerimientos físicos que hacen falta para poner en marcha la firma de abogados: tamaño del local, equipamiento, etc.

Estudio de inversión y financiación

Una vez que se conocen los requisitos técnicos y humanos resulta más sencillo calcular el dinero que es necesario para poner en marcha la firma.

Previsión de ingresos y gastos

Es una simulación de los ingresos y gastos que tendrá la firma durante sus primeros meses de vida.

Evaluación

Con todos los datos anteriores ya se puede hacer una predicción sobre si el negocio es o no viable.

La importancia del capital humano y las herramientas

Al elaborar un plan de negocios para un despacho jurídico vemos que hay muchos factores que es importante conocer y tener en cuenta. Pero, sin lugar a dudas, la calidad del capital humano y la calidad de las herramientas escogidas para llevar a cabo el asesoramiento jurídico es fundamental.

De nada sirve abrir una oficina enorme en pleno centro de la capital si los abogados no son capaces de prestar a sus clientes la atención que necesitan, o si no cuentan con herramientas jurídicas que les permitan ser más productivos.

Todo esto es fundamental tenerlo en cuenta al elaborar un plan de negocios para abrir una firma. Si los abogados no son competentes y no cuentan con las mejores herramientas para desarrollar su trabajo, seguramente no alcanzarán el éxito.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.