Principales errores en el control de tiempo en el trabajo

El sector legal se vuelve cada vez más competitivo, en el mercado nos encontramos con firmas que van desde las más grandes a las más pequeñas, pero todas ellas tienen algo en común: buscan la forma de aumentar su rentabilidad. Y, aunque hay muchas formas de hacerlo, elevar la productividad es algo esencial si se quiere ganar más. Por eso, disminuir los errores en el control del tiempo de trabajo se vuelve tan importante.

Rentabilidad, productividad y organización

La rentabilidad de una firma no es un elemento que podamos medir de forma aislada, debemos hacerlo siempre en relación con la productividad. Es decir, la empresa ganará más o menos dinero en función de si la productividad de sus abogados aumenta o desciende.

New Call-to-action

Para conocer el estado de la productividad debemos atender al tiempo de trabajo que cada abogado dedica a sus tareas pendientes. Si el profesional sabe que se va a hacer un seguimiento de su trabajo, tiene un incentivo más para organizarse bien, y algo tan sencillo como una buena organización puede reducir de forma notable el tiempo perdido en el trabajo, aumentando con ello la productividad.

Un reciente estudio ha puesto de manifiesto que en el caso de España los trabajadores llegan a malgastar un 30% de su tiempo de trabajo por falta de una adecuada organización, dato que desde luego es extrapolable al resto del mundo. En el caso de Latinoamérica son comunes los casos de estrés laboral por no poder asumir todas las tareas pendientes.

Todo esto nos lleva a una conclusión. Si medimos el tiempo de trabajo, controlando lo que dedicamos a cada tarea, se produce una mejor organización y un aumento de la productividad que, a su vez, lleva aparejado un descenso de los niveles de estrés. Pero no siempre el control del tiempo se hace correctamente, veamos los errores más habituales. 

Errores comunes en el control de tiempo de trabajo

Para empezar, es común que solo aquellas firmas que aplican el sistema de tarificación por hora a sus clientes midan el tiempo que dedican sus abogados a cada caso. Esto implica un grave error, porque el control de la productividad es esencial en cualquier negocio.

La razón por las que muchas veces no se hace dicha monitorización del tiempo de trabajo es porque se considera que implica hacer un control excesivo sobre el abogado, privándole en cierta medida de su autonomía. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Los abogados que ya llevan un control de su tiempo de trabajo no se sienten para nada controlados. De hecho, saber cuánto tiempo le dedican a cada asunto les puede ayudar a organizarse mejor.

¿Qué consecuencias tienen los errores en el control de tiempo?

Este tipo de fallos tienen consecuencias tanto para los abogados como para la firma. Uno de los efectos más directos y graves es que seguramente no se estén cobrando debidamente las horas trabajadas, lo que implica una pérdida de recursos y dinero.

A ello hay que sumar que al no llevarse un buen control sobre los casos en los que se está trabajando, y el avance en cada uno de ellos, el proceso de facturación es más lento, así que se tarda más en cobrar por el trabajo realizado.

Por último, no se debe perder de vista que al no medirse correctamente el tiempo de trabajo resulta muy complicado evaluar la productividad de cada empleado, así que la firma no puede saber quienes son sus abogados más valiosos, esos que pueden darle una verdadera ventaja competitiva y hacer que aumente su facturación.

La clave para evitar los errores en el control de tiempo

Pedirle al abogado que anote el tiempo que dedica a cada actividad puede ser bastante inefectivo si no le dotamos de las herramientas adecuadas. Tanto, que esta tarea podría llegar a convertirse en un auténtico ladrón de tiempo

Lo que tenemos que hacer es darle al especialista herramientas que le ayuden en este trámite pero sin restarle nada de tiempo. Por eso, la tecnología de control horario puede ser la mejor aliada.

Los sistemas de control de horas como el de Lemontech permiten hacer una gestión automatizada del tiempo de trabajo. De modo que tanto el profesional como la firma para la que trabaja puedan llevar un control de las horas trabajadas y evaluar así la productividad, sabiendo exactamente lo que se debe facturar.

Contabilizar el tiempo de trabajo con herramientas de última generación es una manera óptima de mejorar la gestión empresarial y permitir al abogado hacer una buena gestión de su tiempo de trabajo sin que esto se convierta en un problema para él.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.