LinkedIn para abogados: ¿cómo sacarle partido a la herramienta?

¿Quieres dar a conocer algún servicio o área de práctica?, ¿potenciar tu marca personal?, ¿mejorar la reputación virtual de tu firma de abogados?, ¿generar tráfico a tu web? o ¿buscar empleo? Revisemos a fondo consejos de LinkedIn para abogados.

A través de LinkedIn, la mayor red profesional del mundo, puedes lograr todo lo anterior. Empresas y profesionales que buscan mejorar su imagen, lograr visibilidad, potenciar su marca y hacer contactos de calidad están presentes en esta red social. Además, dado que la situación actual de trabajo remoto y periodos de confinamiento han limitado los contactos one-to-one y han aumentando masivamente los realizados virtualmente,  creemos que es el momento, si es que aún no lo has hecho, de que abogados y firmas le “saquen partido” a LinkedIn invirtiendo tiempo de calidad de manera creativa, honesta y continua.

LinkedIn: una herramienta de comunicación

Antes de contarles cómo podemos utilizar LinkedIn de manera más efectiva y eficaz, no podemos perder de vista que esta red social, como cualquier otra herramienta de comunicación, cumplirá sus objetivos si es que vamos de lo más amplio a lo más concreto. Es decir, primero tendremos unos objetivos de desarrollo de negocio, una estrategia de clientes y de diferenciación y recién ahí… ¡LinkedIn cumplirá su función!

Y, ¿por qué LinkedIn? Porque nos permite desarrollar nuestra marca personal y expandirla para que la conozca un entorno profesional mayor. Como habíamos mencionado, es la mayor red profesional del mundo con 30 millones de empresas y más de 660 millones de usuarios. Además, aparece en los primeros lugares de búsqueda en Google y todo ello le da mayor visibilidad a nuestra marca personal.

New Call-to-action

¿Cómo desarrollar una marca personal?

Entonces, ¿cómo puede LinkedIn ayudarnos a desarrollar nuestra marca personal profesional y nuestra red de contactos, para que sea más fuerte y valiosa? LinkedIn significa crear vínculos… vínculos profesionales. Y para crear vínculos lo más importante es trabajar continuamente esta red social. Y cuanto más la uses, mejor, ya que te permitirá más relaciones y mayores oportunidades.

No podemos perder de vista que, antes de elaborar o a la hora de revisar y mejorar tu perfil de LinkedIn, toca diseñar una estrategia y unos objetivos muy claros:

1. ¿Qué quiero conseguir con LinkedIn? ¿Contactos? ¿Clientes?

2. ¿En qué destaco? ¿Cuáles diferencias propias quiero transmitir?

3. ¿A quiénes voy a invitar a conectar?

Hacernos estas preguntas permitirá que logremos, a través de nuestro perfil, transmitir nuestro mensaje, contar qué nos diferencia (porque habrá muchos perfiles parecidos al tuyo) y ser coherente con el resto de los elementos de comunicación de tu firma de abogados. Se trata de aportar valor, transmitir confianza y ser auténticos.

Una vez que tengas claro tu objetivo, tienes que trabajar el perfil de una manera profesional. ¿Sabías que los perfiles con información completa reciben un 30 por ciento más de visualizaciones semanales? Por esta razón, es muy importante llamar la atención con tu perfil: con una foto que represente la imagen que quieres transmitir profesionalmente, con titulares que capten la atención y transmitan tu posicionamiento explicando qué haces y qué te diferencia de los demás, destacando el apartado “Acerca de” contando de manera atractiva y cercana quién eres, qué haces realmente bien, cuáles son tus logros y tus aspiraciones, detallando tu experiencia profesional, tus habilidades y pidiendo (y dando) recomendaciones.

¿Cómo encontrar a tu público objetivo?

Recuerda que LinkedIn no es un currículum online, sino tu “página web profesional”. Es el envoltorio de tu marca personal y, dado que tu perfil compite con profesionales parecidos a ti, tienes que contar tu historia y llamar la atención. Si tu perfil es poco atractivo no darán ganas de conectar contigo. Debes considerar tu perfil de LinkedIn como algo vivo, algo que siempre se puede ir actualizando y mejorando.

Una vez que he completado mi perfil, ¿cómo creo y amplio mi red de contactos? No se trata de hacer contactos de manera discrecional, aceptando a todo aquel que quiera contar contigo en su lista de contactos, sino de buscar a tu público objetivo. Si te haces las siguientes preguntas será más fácil encontrarlos: ¿qué tipo de contactos quiero?, ¿estoy dispuesto a seguirlos e interactuar con ellos? Por ejemplo, si eres abogado en una firma, ¡busca a fiscales o a antiguos clientes satisfechos que dejaron de serlo! Y no olvides enviar siempre un mensaje personalizado y agradecer cuando acepten la invitación a conectar contigo.

Busca también a grupos que te interesen (de tu profesión, del sector de tus potenciales clientes, etc.), observa los debates y cuando tengas algo interesante que aportar, hazlo. Pertenecer a grupos en LinkedIn sirve para estar al día de la actualidad y de las noticias de tu sector de especialización, y para dar a conocer tu expertise y los servicios que ofrece tu firma.

Y recuerda que siempre es mejor calidad que cantidad, aunque conseguir una red profesional de calidad lleve tiempo. La idea es conocer a tus contactos, comentar o darle like a lo que publican y compartir contenido de calidad asociado a tu especialidad y a tu experiencia como abogado. Haz comentarios constructivos e incluso felicita a tus contactos por sus logros.

Y cuando ya tengo mi perfil completo y mis contactos, vamos al contenido. ¿De qué puedo hablarle a mi audiencia?, ¿qué tipo de contenidos le interesa?, ¿cómo mi área de expertise puede ayudar a mis clientes hoy?, ¿cómo puedo ayudarlos en el futuro? Tenemos que hablar de lo que sabemos y de lo que somos expertos. Comparte contenido que hayas seleccionado muy bien y explica por qué lo estás compartiendo. Se trata de aportar valor a tu red de contactos, generar debates y ojalá con contenido audiovisual: gráficos, imágenes, videos, podcasts, infografías.

Así como es importante qué publicar, también es necesario saber de qué no hablar en esta red social. No son bienvenidos los temas políticos, religiosos, temas personales ni la venta constante de nuestros servicios.

Sin duda, LinkedIn es una intuitiva y atractiva herramienta que no todos los abogados ni firmas han explotado aún.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.