Estrategias de comunicación en tiempos de pandemia

La actual crisis sanitaria ha puesto en jaque nuestra forma de trabajar y de relacionarnos. En tiempo récord, nos hemos organizado para teletrabajar y seguir en contacto con los equipos y con los clientes. Pero, ¿cómo seguir comunicándonos en tiempos de pandemia?

En estos meses se ha disparado el uso de redes sociales y videoconferencias como alternativas al contacto cara a cara. Pero surge la duda de si la comunicación a través de estos medios es igual de eficaz. A continuación, incluimos unos breves consejos para seguir conectados eficazmente durante la pandemia. 

Estrategias de comunicación: ¿cómo mantenernos conectados?

En primer lugar, es importante recordar que, desde los años 70, sabemos que cuando comunicamos emociones y sentimientos, más del 90% del mensaje recae sobre la comunicación no verbal. Fue el psicólogo alemán Albert Mehrabian, quien resumió parte de su investigación en la conocida “Regla 7-3855”.

Según la misma, en una conversación personal, solo un 7% de lo que recibe nuestro interlocutor proviene de lo que hemos dicho con la palabra. El 93% restante, proviene de lo que “no se ha dicho”, que es la comunicación no verbal, y se divide entre un 38% que corresponde al lenguaje para verbal (la entonación, las pausas, los matices, etc.) y un 55% al lenguaje corporal (gestos, postura, respiración, etc). 

New Call-to-action

¿Qué sucede con la comunicación cara a cara durante las videoconferencias?

Esto es relevante para la comunicación en tiempos de pandemia. ¿Por qué? Porque cuando utilicemos videoconferencias, por ejemplo, podemos tener la falsa sensación de estar comunicándonos como si estuviésemos cara a cara. Pero no es así, no hay contacto visual. Aunque nos veamos los rostros, nuestros ojos no se cruzan, no compartimos el mismo espacio y la comunicación corporal está muy limitada.

Es importante suplir estas limitaciones con el lenguaje y la comunicación paraverbal. Es recomendable hablar más despacio, dar las explicaciones necesarias para que el mensaje llegue, utilizar el tono para enfatizar, pedir aclaraciones y usar un lenguaje más emocional. 

En segundo lugar, los eventos y seminarios han sido sustituidos por los webinars y nos permiten acercarnos a clientes y potenciales clientes, posicionarnos en un área concreta, transmitir nuestros conocimientos a un costo reducido optimizando recursos y su convocatoria y organización son fáciles de realizar.

Además de tener en cuenta los consejos del punto anterior, es relevante hacernos algunas preguntas para optimizar el webinar. Preguntas como: ¿Tenemos claridad de los que queremos transmitir? ¿Hay novedades relevantes para poner en relieve? Solo cuando sea interesante la interacción con clientes y estemos dispuestos a resolver sus dudas, el webinar tendrá sentido.

Las redes sociales: un aliado para la comunicación en pandemia

En tercer lugar, contamos con las redes sociales, especialmente LinkedIn, que nos están ayudando a mantener conversaciones y oportunidades para generar nuevos contactos. LinkedIn es la mayor red profesional del mundo y es recomendable dedicarle tiempo de calidad. Estamos en un buen momento para reactivar contactos, buscar e invitar a conectar a potenciales clientes, detectar oportunidades de negocio, escribir artículos, comentar otros contenidos, compartir los contenidos que publica tu firma, hacerse miembro de grupos de interés para estar al día de la actualidad y de noticias de sector de especialización, y dar a conocer tu expertise y los servicios que ofrece tu firma.

Y ahora más que nunca es necesario que tengas tu perfil completo para transmitir, a través de él, todo tu potencial como abogado y mostrar a tu público objetivo cómo te diferencias del resto de los perfiles con los que compites en LinkedIn. ¡Aprovecha LinkedIn como si fuera tu página web personal!

También contamos con los podcasts. Cada vez más populares en el sector legal, son una forma efectiva de captar la atención de alguien, incluso mientras está haciendo otra cosa. Es un formato que tiene una gran y creciente audiencia y ya más de 62 millones de estadounidenses escucharon podcasts al menos una vez a la semana en 2019. La creación de un podcast exitoso requiere de planificación y recursos, así como del compromiso de realizar lanzamientos regulares. 

Finalmente, tenemos los videos. Cada vez se lee menos y se ve más contenido audiovisual. Las firmas de abogados que sean capaces de potenciar esta vertiente audiovisual, con contenidos de calidad, creativos y dinámicos, verán muy reforzada su apuesta por el SEO (posicionamiento orgánico), impactando en su público objetivo de una forma muy directa.

Paul Watzlawick, autor de la Teoría de la comunicación humana, expresaba como el primer axioma de la comunicación que “es imposible no comunicar”. La clave entonces está en que nuestro mensaje llegue a su destinatario y adaptarse al canal que queramos o podamos utilizar, es esencial.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.