Guía de alegatos de apertura: ejemplo de cómo hacerlos paso a paso

Los alegatos de apertura son la primera oportunidad que tiene el abogado para presentar su teoría del caso ante el juez o el jurado, y la manera de hacerlo es en forma de un relato breve, claro y sólido. Sin embargo, más allá de presentar el caso, el objetivo es captar la atención y el interés de los presentes, para generar confianza y empatía, aspectos fundamentales en la resolución favorable de los casos. En este sentido, hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones para diseñar buenos alegatos de apertura, ejemplo de ellas son las siguientes:

  • Se debe personalizar el conflicto, de modo que el jurado entienda que cualquier decisión tiene un impacto directo sobre la vida de una persona.
  • El alegato de apertura debe ser lo más breve y directo posible. Una comunicación concisa es más probable de ser impactante. En cambio, una comunicación larga puede aburrir y distraer.
  • No se debe exagerar ningún elemento como pruebas o hechos, ya que, si durante el juicio no se demuestra o no se cumple con lo mencionado en el alegato, el abogado perderá credibilidad.

New Call-to-action

Antes de entrar en detalle sobre el proceso de diseño, es importante destacar que los ejemplos de alegatos de apertura deben presentar coordinadamente los siguientes 3 elementos:

  • Elemento fáctico: se refiere a la narración persuasiva de los hechos.
  • Elemento probatorio: involucra los medios de prueba que serán presentados en el caso para demostrar los hechos.
  • Elemento jurídico: es el marco legal, jurisprudencial y doctrinal que le da soporte a la teoría del caso.  

Como nota adicional, dichos elementos también deben estar presentes en los alegatos de clausura. Estos son, en contraparte a los de apertura, la última oportunidad que tiene el abogado de convencer al jurado.

Guía de alegatos de apertura, ejemplo de cómo diseñarlos

Existen distintos modelos de alegatos de apertura y la formulación de cada uno de ellos depende del tipo de caso que se va a desarrollar y de la posición del abogado, ya sea que se encuentre como defensor o como acusador.

Sin embargo, aunque cada relato es diferente, todos los ejemplos de alegatos de apertura tienen una estructura básica en común:

  1. Introducción.
  2. Cuerpo o contenido principal.
  3. Conclusión.

Con base en dicha estructura, el abogado establece una metodología para diseñar sus alegatos de apertura, ejemplos de los pasos a seguir en ese proceso son los siguientes:

  1. Realizar las primeras diligencias para preparar los alegatos de apertura

Es necesario que el letrado se aboque a resolver una serie de primeras diligencias antes de preparar los alegatos de apertura, por ejemplo:

  • Evaluar qué o a quién presentar y en qué momento.
  • Revisar a detalle la evidencia a presentar.
  • Entrevistar y preparar a los testigos y expertos a presentar.
  • Establecer el orden de la prueba de los testigos y de los expertos.
  • Analizar las pruebas de la contraparte, ya sea defensa o parte acusatoria.
  1. Diseñar la introducción de los alegatos de apertura

En la introducción se deben presentar el tema y el resumen de la teoría del caso. El tema (o lema) es un enunciado muy puntual sobre el hecho y la pretensión en el alegato de apertura. Ejemplo de frase para iniciar un alegato de apertura en la defensa sería: “homicidio sí (hecho), pero en legítima defensa (pretensión)”.

En cuanto a la extensión, el tema sería como el título de un libro, mientras que la teoría del caso sería el contenido del libro.

La introducción de los alegatos de apertura es muy importante a nivel estratégico, ya que esta debe ser usada para impactar a los presentes, inspirar emociones o atenuar las consecuencias del hecho. Todo esto depende del objetivo del abogado: defender o acusar.

  1. Preparar el cuerpo de los alegatos de apertura

En el cuerpo o contenido principal de los alegatos de apertura es donde se presentan los elementos fácticos, probatorios y jurídicos mencionados al inicio de este artículo.

  • Hechos (elemento fáctico): se responde a las preguntas qué, quién, dónde, cuándo, cómo y por qué. 
  • Pruebas (elemento probatorio): se presentan las pruebas de los hechos.
  • Sustento legal (elemento jurídico): se expone un resumen del marco legal que le da soporte al caso.

Al realizar los alegatos de apertura, los tres tipos de elemento deben estar cohesionados entre sí con una narrativa lógica y creíble. 

3.1 Consideraciones sobre el cuerpo de los alegatos de apertura de la parte acusatoria

En alineación con los tres tipos de elementos descritos anteriormente, al abogado acusador debe realizar una serie de consideraciones en su alegato de apertura, ejemplo de estas son:

  • Establecer el delito y definir las modalidades típicas.
  • Describir el contexto, las formas y los medios involucrados en la acometida del hecho.
  • Precisar el nivel de participación de cada imputado.
  • Afirmar que sus pruebas a presentar cumplen con los requisitos de legalidad, idoneidad, conducencia y utilidad.

3.2 Consideraciones sobre el cuerpo de los alegatos de apertura de la defensa

En cuanto al abogado defensor, algunas de las consideraciones que debe hacer en su alegato de apertura son, por ejemplo:

  • Identificar las imprecisiones de la acusación.
  • Resaltar las debilidades del ofrecimiento probatorio realizado por la parte acusatoria.
  • Establecer promesas concluyentes que despierten en el juzgado el interés por conocer los medios de prueba.
  • Afirmar que sus pruebas a presentar cumplen con los requisitos de legalidad, idoneidad, conducencia y utilidad.
  1. Diseñar la conclusión de los alegatos de apertura

Los alegatos de apertura se deben cerrar con una petición específica y clara en cuanto a la sentencia condenatoria y la aplicación de la pena correspondiente (abogado acusador) o en cuanto a la absolución del imputado (abogado defensor).

Además de la petición, también es bueno incluir otros aspectos en la conclusión de los alegatos de apertura, por ejemplo: destacar algún dato particular sobre la víctima o el acusado, y terminar retomando nuevamente el tema o lema del caso.

Ejemplo de alegato de apertura

Un ejemplo de alegato de apertura sería el siguiente:

Señores del jurado, la defensa inicia el alegato de apertura con la siguiente interrogante: ¿Debía mantenerme inmóvil ante un peligroso acto de agresión contra mi vida? Fue un homicidio, sí, ¡pero en legítima defensa! 

Así es, señores del jurado, es dudoso lo manifestado por el señor fiscal en su alegato de apertura explicando su teoría del caso. El 01 de enero de 2020, mi cliente fue objeto de un intento de robo agravado por parte de un sujeto que portaba un arma de fuego como medio de intimidación, situación ante la cual mi cliente reaccionó en defensa propia, y que tuvo como consecuencia la pérdida de vida del atacante. Acto por el que ahora mi cliente es imputado por un hecho amparado en el artículo 150 del Código Penal.

En el desarrollo del juicio oral, la defensa demostrará que mi cliente no es responsable del delito materia de investigación.
Este y todos los ejemplos de alegatos de apertura deben considerarse en la práctica como un momento crítico en los juicios orales. Es bien sabido que la primera imagen siempre cuenta, incluso en derecho. Si un alegato de apertura no se realiza correctamente, el abogado pierde la oportunidad de conectar desde un principio con los participantes del juicio. Ese error puede ser aprovechado por la contraparte, lo cual sería fatal para el caso incluso antes de comenzar.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

3 comentarios

Angie

Julio 24, 2020 5:46 pm

Muy interesante, la información, me encanto.

Jose Ponce

Julio 27, 2020 12:54 am

Buena explicación para nuevos abogados…

Gracias..

RAUL

Julio 27, 2020 1:44 am

BUEN APORTE