¿Qué son las normas jurídicas? Definición, características y ejemplos

¿Qué son las normas jurídicas? Como definición, podemos decir que son las diferentes leyes, reglamentos y normas que regulan el comportamiento social y humano

Pero, ¿conocemos qué derechos nos otorgan?, ¿cuáles son sus características?, ¿a qué sanciones nos enfrentamos si las incumplimos? 

La existencia de un nivel jerárquico añade importancia a las diferentes normas jurídicas. Este nivel aclara cuál es la prioridad de una sobre otra en caso de conflicto entre ellas.  

¿Qué son las normas jurídicas?

Son las unidades mínimas de un ordenamiento jurídico. Otorgan derechos e imponen obligaciones a los ciudadanos dentro de una sociedad. Deben ser respetadas, ya que su incumplimiento puede dar lugar a sanciones.

Las normas jurídicas regulan el comportamiento humano en sociedad. Las autoridades serán las encargadas de elaborarlas ya sea por sí mismas o a través de organismos a quienes delegan tal competencia. Por ejemplo, los parlamentos de los diferentes países son los encargados, por norma general, de elaborar y aprobar las leyes.

Los derechos que las normas jurídicas otorgan a los ciudadanos pueden ser reclamados. De la misma manera su incumplimiento genera sanciones dependiendo de la importancia de la norma. Por ejemplo, no es lo mismo robar en una casa que esté habitada que hurtar comida en un comercio. 

Los organismos competentes son los responsables tanto de implementar las leyes como de hacer que se cumplan. De esta manera se construyen los ordenamientos jurídicos. Estos no son más que la suma de todas las normas jurídicas de esa sociedad.

¿Para qué sirven las normas jurídicas?

Hasta ahora hemos delimitado qué son las normas jurídicas, ahora veremos sus funciones, elementos y características. Veamos las dos funciones principales de las normas:

  • Promover las condiciones típicas de convivencia para que no sean vulneradas.
  • Proteger a las personas que viven en una sociedad de posibles daños. 

Elementos de las normas jurídicas

Las normas jurídicas tienen su base en los siguientes conceptos:

  • El sujeto: persona afectada por derechos y obligaciones.
  • El objeto: contenido normativo que debe cumplir el sujeto.
  • La relación: conexión entre dos sujetos.
  • La consecuencia: relación entre los sujetos cuando cuando se infringe una norma.
  • La finalidad: es el objetivo de la norma.
New Call-to-action

Características de las normas jurídicas

Las diferentes normas jurídicas tienen en común una cosa, sus principales características son exigibles. De hecho, se diferencian de otras clases de reglas gracias a ellas. Veamos cuáles son:

  • Heterónomas: son impuestas por alguien distinto del individuo. Deben obedecerse. Por ejemplo, el cumplimiento de un contrato.
  • Bilateral: existen dos partes, la que debe cumplir con las normas y la responsable de exigir que se cumplan. Por ejemplo, no se puede matar a un semejante. El autor del homicidio es una parte y el Estado la parte que exige la responsabilidad por matar.
  • Exigibilidad: se pueden hacer cumplir mediante sanciones. Por ejemplo, una sanción por exceso de velocidad cuando conducimos nuestro vehículo.

Clasificación de las normas jurídicas

Hay muchas formas de clasificar las normas jurídicas. Las siguientes son algunas de las categorías más importantes:

  • Normas imperativas, si obligan a todos, y normas dispositivas, donde los individuos pueden usar la norma según su voluntad.
    • Ejemplo de norma imperativa: La que castiga el robo se extiende a todos los individuos.
    • Ejemplo de norma dispositiva: El derecho a que una persona reclame una indemnización porque su vecino inundó su casa. Puede realizar tal reclamación o no.
  • Normas de derecho común, cuando están dirigidas a toda los ciudadanos, o normas de derecho especial, si se elaboran para personas o cosas específicas.
    • Derecho común: Las leyes sobre el pago de impuestos se dirigen a todos los ciudadanos.
    • Derecho especial: Las normas sobre conducción de vehículos sólo se dirigen a los conductores.
  • Rígidas, donde el hecho regulado y las consecuencias están tasadas, y de equidad, cuando se permiten matizaciones en situaciones análogas.
    • Rígidas: Por ejemplo, la Constitución española establece la mayoría de edad a los 18 años. No hay manera de matizar esta norma.
    • Equidad: Las normas civiles que regulan la responsabilidad del deudor. Dependerá del caso concreto se aplicarán unas matizaciones u otras.

Existe otra clasificación denominada “hartiana”, propuesta por el filósofo jurídico inglés Herbert Adolphus Hart. Distingue las normas jurídicas con base a los mismos criterios, pero de manera diferente:

  • Primarias: regulan la conducta humana. Prohíben, permiten y obligan. Por ejemplo, la prohibición de robar o la obligación de pagar impuestos.
  • Secundarias: atribuyen poderes o facultades, atendiendo a aspectos públicos y privados. Por ejemplo, las que atribuyen a un Parlamento elaborar las leyes o a un Juez a poder decidir sobre un caso.
  • De cambio: establecen cómo las normas jurídicas pueden derogarse, modificarse o ser sustituidas por otras nuevas. Por ejemplo, las normas que permiten la modificación de otras leyes.

¿Por qué existen las normas jurídicas?

La respuesta a la pregunta ¿qué son las normas jurídicas?, es clara: son reglas diseñadas para regular los comportamientos de los individuos que viven en sociedad.

Son creadas por las autoridades competentes de cada Estado. Su característica principal es que los individuos deben cumplir con lo regulado y,  de no hacerlo, implica una sanción.

Las normas jurídicas tienen la capacidad de imponer obligaciones, otorgar derechos y establecer un orden entre las interacciones humanas.

La ignorancia del conocimiento de las normas no exime de su cumplimiento por parte de los ciudadanos. Incluso aunque no esté de acuerdo con ellas.

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.