¿Por qué marcan tendencia las herramientas tecnológicas de BI?

Las herramientas tecnológicas de BI o Business Intelligence se han ido abriendo paso poco a poco en todos los sectores, incluido el del Derecho. Gracias a ellas el análisis de grandes cantidades de información es mucho más sencillo, lo que agiliza el proceso de toma de decisiones. 

En un entorno cada vez más competitivo, en el que las empresas deben tomar sus decisiones de forma rápida y eficiente, el BI es la herramienta más indicada, por lo que no es de extrañar que cada vez más negocios la usen.

¿Qué es el Business Intelligence?

Originariamente el BI nació como una forma de convertir información en datos para que estos puedan ser procesados de forma mucho más rápida, lo que agiliza el trabajo y facilita la toma de decisiones dentro del ámbito empresarial.

Como es lógico, la forma de desarrollo de esta herramienta ha sido a través de diferentes tecnologías que empezaron a desarrollarse en los años 90 del siglo pasado. En un principio eran herramientas complejas y poco intuitivas, por lo que su uso estaba muy limitado.

Sin embargo, hoy en día nos encontramos con herramientas tecnológicas de BI con un uso muy sencillo, lo que facilita su utilización en todos los ámbitos laborales e incluso por parte de aquellos empleados que no son expertos en informática ni tecnología.

¿Qué ventajas se derivan del uso de herramientas de BI?

La principal ventaja que podemos destacar a nivel general es que consigue que la información (interna y externa) sea mucho más manejable para las empresas, lo que mejora la capacidad de análisis e incluso facilita la realización de proyecciones a futuro que sean fiables.

De todo esto se deriva que el proceso de toma de decisiones por parte de los directivos se vuelve más ágil y más sencillo.

Además, el Business Intelligence puede aplicarse en ámbitos muy diferentes. Puede ayudar a estudiar posibles nuevos mercados en los que entrar, a analizar perfiles de clientes, a optimizar costes o determinar las mejores ofertas para ciertos productos, entre otras cosas.

New Call-to-action

Vamos a ver algunos ejemplos:

La empresa HelloFresh decidió automatizar el proceso de creación de análisis de marketing digital a través de herramientas de BI. Con ello no solo ahorró entre 10 y 20 horas de trabajo a la semana a sus empleados, sino que pudo tener un conocimiento más profundo de sus clientes potenciales y dedicar los esfuerzos de sus empleados a crear campañas de marketing más efectivas. 

Coca-Coca Bottling Company automatizó hace ya algún tiempo el proceso de generación de informes de ventas, con lo que consiguió ahorrar a sus empleados 260 horas al año en tareas monótonas y repetitivas. Además, la información obtenida sirvió para mejorar la capacitación del equipo de ventas y ganar con ello más ventaja competitiva.

El BI ha demostrado funcionar bien en empresas grandes y también en las pequeñas. Por eso no es de extrañar que la previsión de la consultora Gartner sea que en 2020 el mercado global de Business Intelligence pueda crecer hasta los 23.000 millones de dólares.

¿Por qué necesitan herramientas tecnológicas de BI las firmas de abogados?

Estas tecnologías que estamos analizando son muy útiles en todo tipo de sectores empresariales, y eso incluye el sector jurídico.

A través de estas herramientas un abogado puede trazar el perfil de su cliente habitual, lo que le ayudará a determinar qué estrategias de marketing necesita, cuales son las ramas del Derecho que mejor debe manejar e incluso encontrar servicios accesorios que podría vender a esos clientes que ya tiene.

TimeBillingX como herramienta BI para abogados

Entre las diferentes herramientas de Business Intelligence que puede utilizar un jurista vamos a destacar TimeBillingX.

Este software no solo permite automatizar ciertas tareas que son repetitivas para el abogado y le roban parte de su tiempo de trabajo, como el ingreso de las horas que ha dedicado a cada cliente. Sino que además tiene un valor añadido.

Con una herramienta como esta los juristas podemos saber rápidamente cuánto tiempo hemos invertido en los asuntos de un cliente y cuánto hemos ganado con ello. Es decir, que de un solo vistazo nos puede indicar si estamos trabajando o no con clientes rentables.
En definitiva, el BI es muy útil a diferentes niveles y es una de las herramientas para abogados que no pueden faltar en una firma.

New Call-to-action

Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.