Cómo han influenciado las nuevas tecnologías en los sistemas judiciales

|

Las nuevas tecnologías pueden verse en cualquier ámbito de la actividad humana actual. Por eso, no sorprende que también están presentes en los sistemas de impartición de justicia, modificando los procesos y haciendo que sean más accesibles.

Esto no significa que la transición sea sencilla, puesto que las personas implicadas deben tener conocimientos básicos del uso de dispositivos electrónicos, entre otras cosas. Aún así, es interesante notar cómo han influenciado las nuevas tecnologías en los sistemas judiciales.

Es importante recordar que cuando hablamos de sistemas judiciales no nos referimos únicamente a los juicios en los tribunales. Aunque es cierto que las audiencias judiciales son el corazón del sistema, también es cierto que a su alrededor existen una multitud de mecanismos que contribuyen a su buen funcionamiento.

Esto implica que la digitalización debe darse en todos los aspectos relacionados con un proceso en particular. Con esta idea en mente, veamos detenidamente algunos aspectos relacionados con el tema.

Base de datos digitalizada

El primer aspecto para la correcta impartición de justicia es la digitalización de las bases de datos disponibles. A este respecto, resalta el DNI (Documento Nacional de Identificación) que está dotado con las últimas tecnologías digitales. De esa forma, de manera inequívoca se puede llevar un registro más adecuado de los residentes y ciudadanos de España.

Por supuesto, esto contribuye a vincular con mayor facilidad las faltas administrativas al causante. Como resultado, se pueden tomar en cuenta todos los antecedentes pertinentes para la impartición de justicia en un momento dado.

Ahora bien, una base de datos digital es un paso enorme para la impartición de justicia a través de mecanismos tecnológicos. Sin embargo, la misma naturaleza del almacenamiento de datos a través de medios electrónicos conlleva a modificar la impartición de justicia en otros aspectos. Para que los mecanismos antes mencionados pudieran funcionar correctamente fue necesario revisar las leyes aplicables, especialmente las relacionadas con la protección de datos. 

Por supuesto, crear y mantener una base de datos digital implica procesar y archivar información personal, que habitualmente es considerada como privada. Ahora bien, ¿en qué momento se vuelve obligatorio entregar a terceros los datos contenidos en una base digital?, ¿qué sanciones se deben aplicar a quienes traten de forma indebida los datos que están a su cuidado? ¿Y qué implica usar indebidamente los datos digitales?

Pues bien, los legisladores han tomado en cuenta todos estos factores en el momento de desarrollar leyes aplicables a cada caso. Pero todo lo anterior nos da una idea del alcance de las nuevas tecnologías en la impartición de justicia.

Juicios online, impartición de justicia en medio de la pandemia

Es un hecho innegable que la impartición de justicia no puede detenerse indefinidamente. Sin embargo, en el marco de la crisis actual generada por el sars-cov-2, surgió la necesidad de buscar mecanismos que permitieran agilizar los procesos sin poner en riesgo la salud de las personas.

En este marco se han programado audiencias a través de internet, específicamente utilizando los mecanismos de videoconferencia. Desde la óptica de los expertos esto representó un adelanto considerable en el uso de las nuevas tecnologías en la impartición de justicia.

Sin embargo, lo cierto es que el desconocimiento de los magistrados, jueces, abogados, demandantes y acusados de las plataformas disponibles para las videoconferencias hace que el proceso no sea tan fluido como se esperaría.

Todo lo anterior nos muestra que existe todavía un buen trecho que recorrer antes que las nuevas tecnologías se incorporen eficazmente en los sistemas judiciales. Mientras tanto, sin importar los mecanismos que se utilicen, en caso que tengas que comparecer ante un juzgado, encuentra un abogado que se desenvuelva eficazmente con los avances tecnológicos.

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.