Aprende qué tipos de sentencia existen de forma fácil y sencilla

¿Cuándo finaliza un proceso judicial? ¿Mediante qué tipo de resolución acaba? ¿Cuántos tipos de sentencia existen?

Estas preguntas son comunes a la hora de enfrentarse a un procedimiento judicial. Es lógico hacérselas cuando nos vemos inmersos en causas jurídicas que, ni entendemos, ni comprendemos su trámite.

En este artículo veremos el significado de sentencia y las formas que puede adoptar. Sigue leyendo para saber a qué te enfrentas cuando el juez diga aquello de… “visto para sentencia”.

¿Qué es una sentencia? 

Una sentencia es aquella resolución judicial donde un Juez o un Tribunal pone fin a un proceso tomando una decisión que resuelva una controversia. 

Todos los tipos de sentencias pueden recurrirse cuando alguna de las partes no está de acuerdo con la resolución judicial. Existen varias clases de recursos dependiendo del ámbito jurisdiccional en el que nos encontremos y del país donde se desarrolle el proceso. 

La sentencia será definitiva cuando adquiera la denominada “firmeza”. Significa que ya no puede ser recurrida y, por tanto, es inamovible

A partir de este momento se considerará “cosa juzgada” y no podrá volver a tomarse una nueva decisión sobre los mismos hechos. A salvo quedan causas excepcionales, por ejemplo, demostrar que un individuo no mató a otro porque lo confiese otra persona. 

Tipos de sentencia en el ámbito civil 

Los tipos de sentencia que se pueden dar en el derecho civil siempre estimará o no lo solicitado en la demanda. En otras palabras, el demandante expresa su voluntad en la demanda, solicita algo. El Juez o el Tribunal va a declarar en la sentencia si estima esa petición o no. 

Uno de los rasgos distintivos que se pueden dar en estos tipos de sentencia es la estimación parcial de la demanda, algo que en el ámbito penal no se podrá dar nunca. 

La sentencia es la forma normal de finalizar el procedimiento civil. Posteriormente estos tipos de sentencia, cuando adquieren firmeza podrán ser ejecutados. 

Tipos de sentencia en el ámbito penal 

Los tipos de sentencia que se pueden dar en el proceso penal van dirigidos a resolver una causa criminal. En este caso no se declara una voluntad, se condena o se absuelve al acusado.

Por tanto, no cabe una posición intermedia del Juez, o la sentencia es condenatoria o es absolutoria.

New Call-to-action

Cómo se redacta una sentencia 

La sentencia debe dictarse tras finalizar el proceso. Para ello, el Juez o el Tribunal dispone de un número de días fijados en las leyes. Lo normal es que este plazo no se cumpla en casi ningún país dada la elevada cantidad de procesos y la escasez de Jueces que puedan redactar las sentencias. 

Por otro lado, las leyes exigen una serie de requisitos generales para redactar las sentencias: 

  • Encabezamiento: donde se escribirán los datos del procedimiento, tales como el lugar y fecha en que se dicta, número de procedimiento, quiénes son las partes y sus abogados, etc. 
  • Antecedentes de hecho: en este apartado se redactan de forma casi literal las peticiones de las partes que intervienen en el proceso. 
  • Hechos probados: aquí el Juez, expresa lo ocurrido según su criterio y tras valorar las pruebas que se hayan practicado en el juicio oral. 
  • Fundamentos de Derecho: en esta parte el Juez explica los argumentos jurídicos que motivan su decisión. En otras palabras, señala en qué partes de la Ley apoya su dictamen. 
  • Parte dispositiva y fallo: contiene la decisión final del Juez. Determina el futuro del acusado o se resuelve la controversia entre las partes. 
  • Para que una sentencia esté dictada en forma, es obligatorio la firme el Juez, el Magistrado o los Magistrados que tomen la decisión. 

Por último, y no menos importante, la sentencia debe informar de los recursos que caben contra la misma y de la forma de interponerlos. 

Qué tipos de sentencia existen 

Por su forma 

  • Sentencia escrita: la forma normal de terminar el procedimiento es por escrito. 
  • Sentencia oral: debe ser la forma de expresar la decisión del juez en los procesos penales. 

Según el modo de impugnación 

  • Sentencia firme: no se puede recurrir. 
  • Sentencia recurrible o no firme: cabe recurso contra la decisión judicial. 

En función de los efectos que produce 

  • Absolutorias: aquellas donde no se prueba la culpabilidad del acusado. 
  • Condenatorias: donde se declara culpable al acusado expresando la condena con que se le castiga. 
  • Declarativas: cuando se estiman o no las peticiones de las partes. Se dan sobre todo en el ámbito civil, laboral o social
  • Determinativas o constitutivas: aquellas sentencias que crean o modifican una situación. Por ejemplo, las sentencias de separación o divorcio, de modificación de medidas o de adopción de medidas cautelares. Son propias de ámbitos como el civil, el social o el contencioso-administrativo.

Por la instancia en la que se origina 

  • Sentencia en única instancia: cuando no existe Tribunal superior al que presentar un recurso. Por ejemplo, si en España se juzgará al Presidente del Gobierno, lo haría el Tribunal Supremo y no existe ningún Tribunal superior a este donde poder presentar un recurso si no está de acuerdo con la decisión final. 
  • Sentencia en primera instancia: sentencias dictadas por juzgados u órganos judiciales y que son susceptibles de recurso ante una instancia superior, es decir, ante otro Tribunal superior al que dictó la sentencia. 
  • Sentencia en segunda instancia: sentencia que se decreta tras presentar un recurso alguna de las partes y que es dictada por el Tribunal superior al que dictó la primera resolución.  

Existe también un tipo especial de sentencia en muchos países, es conocida como “sentencia de conformidad”. Este tipo de sentencia evita la celebración del juicio al reconocer el acusado su culpabilidad o al llegar las partes a algún acuerdo.  

Los tipos de sentencia como formas de finalización del proceso judicial 

Recapitulando, los tipos de sentencia son variados pero más bien es por su forma de clasificación. En realidad, la sentencia siempre tomará una forma escrita, aunque se dicte oralmente. 

Donde las sentencias se diferencian mucho más, es sobre lo que se decide en ellas. En el ámbito penal van a concretar si una persona es culpable o inocente. En el resto de ámbitos judiciales lo que harán es aclarar una controversia, dando o quitando la razón a una de las partes y determinando qué es lo justo.

Con este artículo esquemático ahora debería tener más claro cuáles son los tipos de sentencia y en qué ámbitos jurídicos se dictan. Algo que cualquier ciudadano de un país debería conocer para saber a qué atenerse en el caso de verse involucrado en un procedimiento judicial.

New Call-to-action

Deja un comentario

1 comentario

Gabriel Pech

Enero 3, 2022 6:52 pm

Muy buen artículo. Muchas gracias!!.