Convierte tu firma de abogados en un negocio rentable

Desde el flujo constante de consultas, hasta el cliente que llama por teléfono para hacer cambios en un documento judicial pocas horas antes de que deba presentarse, la vida en una firma de abogados puede ser cualquier cosa menos aburrida. Pero, ¿es un negocio rentable?

Si bien puede ser estimulante tener muchas cosas sucediendo a la vez, superarlas de manera eficiente puede ser un gran desafío. Por eso, vale la pena analizar la productividad de la firma.  ¿Sabías que centrarse en la productividad puede ayudar a aumentar la eficiencia y, en última instancia, a mejorar el rendimiento?

Cuando los estudios legales implementan formas más inteligentes de aumentar su productividad, todos pueden beneficiarse, y esto incluye al cliente interno y externo. Mayor eficiencia significa mayor rentabilidad porque el aumento de la productividad hace posible hacer frente a la carga de trabajo diaria de manera más eficiente. Esto aumenta la capacidad del profesional, lo que le permite manejar un mayor volumen de casos y, en última instancia, aumentar sus cifras de facturación.

En una situación en la que el cliente exigente ejerce presión sobre los precios, ¿cómo se mantiene la rentabilidad de la firma en un nivel alto? Vamos a ver cómo convertir la firma de abogados en un negocio rentable.

New Call-to-action

Tecnología, productividad y rentabilidad en la firma de abogados: estadísticas que ilustran una relación muy estrecha

Una encuesta reciente reveló que cerca del 30% de todas las firmas de abogados tienen al menos un empleado o socio dedicado a mantenerse a la vanguardia de la curva tecnológica. Esta cifra no es sorprendente, si se tiene en cuenta que la mayoría de los estudios de abogados son más bien pequeños y carecen de los recursos necesarios para poder dedicar un socio o empleado a este área.

La misma encuesta reveló que aproximadamente el 56% de las firmas de abogados con 500 o más abogados dijeron que su estudio tenía a alguien en el personal dedicado a las mejoras tecnológicas, en comparación con solo alrededor del 21% de los bufetes de abogados con menos de 100 abogados que respondieron de la misma manera.

Sin embargo, incluso entre las empresas más pequeñas, los resultados de la encuesta indican que un número significativo está asignando recursos dedicados para centrarse en nuevas mejoras tecnológicas.

Los avances en la tecnología legal pueden revolucionar las operaciones de las firmas al impulsar la productividad. Este aumento de la eficiencia es una de las formas más destacadas de incrementar las ganancias y hacer crecer el negocio.

Pasos para convertir tu firma legal en un negocio rentable

Existen cuatro áreas en las que las firmas de abogados pueden beneficiarse más al optimizar su tecnología:

  1. Encontrar áreas de mejora. Los abogados tienen el deber ético de usar la tecnología de manera que beneficie los intereses de sus clientes. Los avances pueden ayudar a la firma legal a descubrir cuáles son los puntos débiles y los cuellos de botella en sus operaciones. Al averiguar dónde pueden mejorar suelen coincidir en las tareas administrativas, mundanas pero esenciales, involucradas en el ejercicio de la abogacía. La facturación mensual es una de ellas y la automatización puede ayudar.
  2. Automatizar. Según McKinsey Global Institute, “el 23% del trabajo de un abogado tiene el potencial de ser automatizado”. Los bufetes de abogados con visión de futuro reconocen este potencial. Es por eso que, según una encuesta reciente, el 58% de los bufetes de abogados participantes indicaron que el conocimiento técnico legal es un factor importante a la hora de incorporar nuevos asociados. Cuando se automatizan tareas que de otro modo llevarían mucho tiempo, se libera el tiempo de un abogado, horas que podrá emplear en trabajar para conseguir un negocio rentable, por ejemplo, llegando a nuevos segmentos de clientes o aumentando el valor de los existentes. Además, la automatización reduce los gastos generales al reducir las horas necesarias para completar una variedad de responsabilidades. La facturación en sí es una de estas tareas. El proceso de facturación es uno que debe hacerse bien si una firma de abogados quiere ganar tanto como sea posible por su trabajo. El proceso de admisión de clientes es otro ejemplo perfecto de tarea que puede automatizarse. Hacerlo reduce las horas dedicadas por algún profesional de la firma en un cliente potencial que podría terminar siendo una mala inversión.
  3. Hacer uso de la información disponible en los sistemas de la firma. La medición es fundamental para el análisis. Sin una medición precisa de las actividades y los gastos de la firma, es difícil saber si es un negocio rentable y analizar el curso óptimo a seguir. Sin embargo, Thomson Reuters informa de que “menos del 15% de los abogados piensan que la gran cantidad de datos producidos por sus firmas se está utilizando para mejorar el desempeño y los servicios legales”. Estos datos son un recurso vital para mejorar los resultados de una firma de abogados. Aprender de los errores y los éxitos del pasado puede ayudar a evitar lo malo y repetir lo bueno. Ya sea la gestión de litigios, la modificación de la estructura de facturación o una serie de otras áreas, no hay ninguna buena razón para dejar que esta valiosa información no se utilice.
  4. Multiplicar la eficiencia y agilidad gracias a los sistemas de gestión de la práctica basados ​​en la nube. Para bien o para mal, los días de olvidar documentos en la oficina o grandes volúmenes de papel en el despacho de abogados han quedado atrás. Internet hace posible trabajar desde cualquier lugar con una conexión. Las aplicaciones basadas en la nube brindan a una empresa acceso a esta gran ventaja. Los beneficios de las plataformas de software de gestión de la práctica legal son invaluables para una firma de cualquier tamaño. Imagina poder acceder al intercambio instantáneo de información pertinente proporcionada por la funcionalidad basada en la nube. El libre flujo de accesibilidad a los datos otorga a todos los profesionales del estudio acceso a información que se puede actualizar y compartir en tiempo real. Esto reduce la redundancia y aumenta la eficiencia al asegurarse de que todos estén en la misma página. Es un requisito para hacer de la firma un negocio rentable, evitando errores y mejorando la imagen de profesionalidad. En los próximos años, es probable que su implementación se convierta en la única forma de que las empresas sigan siendo competitivas.

Implementar estas cuatro recomendaciones no es una garantía de éxito infalible. Sin embargo, ayudará a establecer a la firma de abogados en la mejor posición para perseguirlo y mantenerse en el mercado, dos de los ingredientes clave de cualquier negocio rentable.

¿Está tu estudio listo para hacer ajustes a los procesos actuales e identificar las oportunidades de rentabilidad futuras?

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.