Fórmula de la productividad para abogados: mejor con tecnología

La fórmula de la productividad no es una receta mágica que hace posible que los procesos se optimicen y la cuenta de resultados dé un giro radical. La fórmula de la productividad ha de tener en cuenta muchos factores y en la firma de abogados resulta especialmente compleja de descifrar.

Sin embargo, como sucede en muchas otras áreas, la intervención de la tecnología despeja incógnitas y ayuda a avanzar hacia un rendimiento máximo.  

¿Cómo se calcula la productividad de una firma de abogados?

Si has llegado hasta aquí puede ser que te preocupe el no estar consiguiendo el rendimiento que deseas. Quizás hayas notado que a tu firma de abogados le cuesta sobrevivir y no piensas que sea un problema de competencia, sino algo que falla en los procesos internos.

En nuestra guía gratuita sobre productividad en la firma de abogados se explica que “la productividad en una firma tiene que ver con el tiempo que se gasta en producir el trabajo jurídico. La rentabilidad, por su parte, tiene que ver con cuánto dinero se está ganando gracias al tiempo invertido y al trabajo producido”. Así, se entiende que el tiempo es un factor muy fundamental cuando se habla de productividad. 

Siguiendo estos conceptos, habría que tratar de reducir costes y desperdicios, todo lo que no aporta valor y centrarse en lo que suma.

New Call-to-action

Para ello, habría que analizar si la firma de abogados:

  • Genera economías de escala. ¿Sabías que la tecnología puede ayudar a impulsar la eficiencia? Las economías de escala se definen en una teoría microeconómica que se refiere al aumento de la eficiencia de la producción a medida que aumenta el número de bienes producidos. Un estudio legal puede lograr este tipo de ventaja cuando aumentan la producción sin los correspondientes aumentos de entrada. Esto se traduce en menores costes de producción por unidad, algo que puede aplicarse a una firma de abogados que aprovecha un recurso muy valioso: la tecnología. Así, con un mismo número de profesionales se pueden atender más casos y hacerlo mejor, con resultados más positivos que generan, a su vez, una mayor atracción de clientes. Es lo que sucede cuando, por ejemplo, en vez de tener que hacer un seguimiento de casos manual, se lleva a cabo de forma automatizada; o cuando las facturas y presupuestos se preparan con el apoyo de un software, en lugar de utilizando anotaciones y cálculos en papel.
  • Cuenta con un equipo de profesionales de alto rendimiento. ¿Saben los abogados de la firma gestionar su tiempo para brindar al cliente la mejor atención? Cuando las horas de la larga jornada de un abogado se desperdician en tareas de bajo valor, se pierden oportunidades de interactuar con el cliente o avanzar en su caso. La tecnología permite liberar al profesional de las leyes de sus actividades más rutinarias y mecánicas, dejándole tiempo suficiente para centrarse en las cuestiones de mayor importancia estratégica.
  • Cuida las condiciones de trabajo. ¿Todavía hay tareas que se hacen en papel? Además de los errores manuales, este tipo de prácticas roban tiempo a los abogados y alejan a la firma de sus objetivos de sostenibilidad. ¿Cuentan los profesionales del estudio con herramientas automatizadas que les facilitan el día a día? Son este tipo de instrumentos los que generan orden y optimizan la gestión de la firma.

Al evaluar si la firma se acerca a estas tres afirmaciones o no, pueden descubrirse las áreas de mejora. Analizarlas permitirá averiguar si en el estudio es posible producir más y mejores resultados usando los mismos recursos, o producir los mismos con necesidad de consumir menos recursos.

La fórmula de la productividad en el sector legal

Entre los factores que afectan a la productividad y que deben tomarse en cuenta a la hora de desarrollar su propia fórmula, se encuentran los siguientes:

  1. Planificación
  2. Soporte de información
  3. Facilidad de seguimiento
  4. Minimización de errores humanos
  5. Reparto de cargas de trabajo equilibrado
  6. Automatización de tareas

Muchos de ellos resultan claves a la hora de inclinar la balanza hacia el lado de la efectividad. Afortunadamente, existen los software de productividad que facilitan el alcanzar las metas de la firma de abogados. Se trata de un apoyo especialmente importante en el momento actual, donde el modelo “new law” convive con estrategias de supervivencia post-pandemia para firmas.

Estas herramientas que se dedican a optimizar la labor legal tienen el potencial de revolucionar la forma en que las firmas de abogados y los departamentos legales corporativos operan e innovan, y permiten aumentar tanto su eficiencia como su productividad. Es por ello que soluciones como TimeBillingX o CaseTracking entregan resultados inmediatos y duraderos. Por un lado, impulsan la eficiencia en los procesos y minimizan los errores generados por el trabajo manual, lo que agiliza el día a día de la firma. Así mismo, impactan positivamente en la motivación de los profesionales del estudio, lo que les hace ser más productivos y afrontar el trabajo con una actitud más positiva que redunda en el beneficio del cliente.La fórmula de la productividad no solo es trabajo, sino calidad, eficacia y economía. ¿Ya sabes cómo hacer más rentable tu firma de abogados?

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.