Fórmula de rentabilidad de tu negocio, ¿cómo medirla?

A nivel mundial existen muchos tipos diferentes de negocios, pero el objetivo fundamental de todos ellos es el mismo, ganar dinero. De aquí se deriva la importancia de conocer la fórmula de rentabilidad de un negocio, ya que es la mejor forma de saber si esa actividad empresarial o profesional que estamos llevando a cabo nos está reportando ganancias.

¿Qué es realmente la rentabilidad?

Para desarrollar una actividad empresarial es necesario invertir en recursos materiales y en mano de obra.

Pensemos por ejemplo en una firma de abogados, para poder desarrollar su labor debe tener una plantilla formada por buenos juristas y posiblemente también alguien que se encargue de las tareas de recepción de llamadas y atención a los clientes.

Pero también va a necesitar recursos materiales tan variados como mobiliario, equipos informáticos, papel, impresoras, tóner para las impresoras, bolígrafos, etc.

Para que un negocio funcione es necesario gastar dinero. Lo que hace la rentabilidad es decirnos si el beneficio económico obtenido por la actividad empresarial es suficiente para cubrir los gastos que la misma ocasiona. Pero no se trata solo de cubrir gastos, para poder hablar realmente de rentabilidad lo ganado debe superar el importe de lo gastado, debe haber una ganancia económica.

Obtener estos datos no es complicado si conocemos bien los KPIs financieros y las fórmulas a aplicar.

New Call-to-action

¿Cuál es la fórmula de rentabilidad?

No hay una única fórmula para medir la rentabilidad, sino que podemos usar varias en función de los datos que queramos obtener. En este caso nos vamos a centrar en las dos fórmulas de rentabilidad más habituales, el ROA y el ROE.

Return on Assets (ROA)

Esta variable nos indica la rentabilidad que le proporciona cada activo a la empresa. Dicho de otro modo, haciendo este cálculo podemos saber cuántos dólares ganamos por cada dólar invertido en un activo.

Para ello aplicamos la fórmula: 

ROA = (beneficio después de impuestos – valor contable del activo) x 100%

Esto nos ayuda a determinar qué activos son más rentables y, por tanto, cuáles son los que hay que potenciar. Retomando de nuevo el ejemplo de la firma de abogados, es fundamental saber cómo de rentable es cada uno de los profesionales que trabajan en ella. 

Es cierto que medir la productividad en un empleo que consiste en la prestación de un servicio es algo complicado, pero la tecnología puede ayudar. Un software especializado para abogados permite ver rápidamente cuánto tiempo ha dedicado cada abogado a sus clientes y cuánto dinero ha generado a la firma en un período de tiempo determinado.

Return on Equity (ROE)

Esta fórmula de rentabilidad es una de las que más interesa a los accionistas o inversionistas de una empresa, puesto que es la mejor forma de saber cuál es la rentabilidad obtenida por la inversión realizada. Para ello se usa la fórmula:

ROE = (beneficio después de impuestos – valor contable de los fondos propios) x 100%

La rentabilidad en el sector jurídico

El ámbito jurídico es un sector en continuo crecimiento y con una gran rentabilidad, especialmente para las firmas grandes. Uno de los mejores ejemplos de rentabilidad que podemos encontrar en ese sector es la firma Wachtell, que incluso en plena crisis económica mundial en 2013 llegó a facturar más de 3 millones de dólares.

Su secreto es aceptar solo casos que sean complejos y con un alto perfil. De hecho, es una de las pocas firmas que rechaza más casos de los que acepta.

Los más de 70 socios son conscientes de que generan millones de dólares en beneficios cada año, pero a la vez no le ponen trabas a dedicar muchísimo esfuerzo a cada cliente y a invertir en innovación jurídica si es necesario.

Alcanzar estos niveles de rentabilidad es muy complicado, pero es fundamental que incluso una firma pequeña sea consciente de sí está ganando o no dinero y cuánto está ganando o perdiendo.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.