Apostando por el liderazgo en las firmas de abogados

¿Qué secretos esconde el liderazgo para generar tanto interés? ¿Qué tienen los líderes que nos inspiran y nos motivan a soñar?

“Los líderes deben decidir poner por delante de sus necesidades a las personas de la organización, porque, de esta forma, no perderán energía para protegerse las unas de las otras y podrán centrarse en perseguir las oportunidades”, explica Simon Sinek, autor de los libros “Start with Why” y “Leaders Eat Last”.

Líderes positivos

Y, entonces, podemos preguntarnos: ¿qué hace que un abogado llegue a ser un gran líder que inspire y motive a su equipo? Su inteligencia, la experiencia acumulada, tener una motivación para liderar y las oportunidades que ha tenido a lo largo de su carrera influyen en sus capacidades de liderazgo. Pero, ¿cuáles son los rasgos o habilidades que logran transformar a un gran abogado en un líder positivo?

En este artículo, te compartimos cuatro habilidades que hacen que un abogado – o cualquier persona – sobresalga a las demás y ejerza un liderazgo inspirador.

  • Practica la escucha activa. Las habilidades para una comunicación eficaz son esenciales para liderar. Y una de las competencias esenciales de toda comunicación es la escucha activa. Lo que dices, cómo lo dices y cuándo lo dices solo cobran validez cuando escuchas primero y estimulas la conversación para que el interlocutor aporte la información relevante. Escucha y pregunta a tus clientes. Escucha y pregunta a tu equipo. Escucha y pregunta a tus pares. Escucha y pregunta a tu contraparte. Con información fiable y veraz podrás tomar mejores decisiones.
  • Ser asertivo. No necesitas ser agresivo para ser un buen abogado. Sí tienes que ser asertivo. Los abogados asertivos dan su opinión y se hacen escuchar, al mismo tiempo que son respetuosos con su o sus interlocutores. En cambio, aquellos abogados que son agresivos atacan e ignoran las opiniones del resto favoreciendo la suya propia, pero terminan siendo muy poco efectivos en su comunicación e ineficientes en términos de entender al cliente, su problema y entregar soluciones efectivas. Además, la asertividad contribuye a generar ambientes creativos y cooperativos.
  • Ser creativo. Al ser creativos optamos a nuevos, y quizás mejores, planteamientos para nuestros clientes. Cada cliente es único, al igual que sus problemas y desafíos. Muchos abogados sienten aversión al riesgo, pero esta característica no tiene que limitarte a “pensar fuera de la caja”. Hay muchas maneras de encontrar soluciones únicas y novedosas, ¡practica la creatividad!
  • Practica la compasión. La compasión va un paso más allá que la empatía, ya que a la conexión emocional con la realidad del otro se le suma la voluntad auténtica y genuina de querer ayudarlo a resolver sus problemas. Todo esto tiene relación con el trabajo diario de los abogados, en tanto que los clientes acuden a ellos con sus problemas o para evitar futuros problemas, y los abogados ayudan a resolver o sortear esos problemas. Un abogado que practica la compasión se enfocará en cómo se siente su cliente o alguien de su equipo y acepta sus puntos de vista, aunque no los comparta.

Te invitamos a poner en práctica estas habilidades para que te conviertas en un líder positivo dentro de tu firma de abogados.

New Call-to-action
Ver todo

Quizá te puede interesar…

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.